Los derechos Arco (acceso, rectificación, cancelación y oposición) son el conjunto de derechos a través de los cuales la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal (Lopd) garantiza a las personas el poder de control sobre sus datos personales. Según el Tribunal Constitucional (sentencia número 292/2000), estos derechos constituyen el haz de facultades que emanan del derecho fundamental a la protección de datos y "sirven a la capital función que desempeña este derecho fundamental: garantizar a la persona un poder de control sobre sus datos personales, lo que sólo es posible y efectivo imponiendo a terceros los mencionados deberes de hacer"